sábado, 8 de septiembre de 2007

poemilla.


No puedo escupir,
no puedo tragar,

tu mal de amor, mi amor.




El destino no es cuestión de suerte,
uno lo arma como quiere y puede.




La vida sin fin podría existir.
Pero no para mi, prefiero morir.

4 comentarios:

Alicia dijo...

Un paquetito de azúcar una vez me dijo:
"no intentar algo por miedo a equivocarse, es como suicidarse por miedo a morir"

Cintia Fritz dijo...

Es cierto, muy cierto que uno arma el destino como quiere y puede. Me gustó mucho este poema. Mucho.

Pinochet C. dijo...

enamorado????????????????? jajajaa ya se la respuesta jajaja Un abrazote

Antonela dijo...

Hola Lucas! Volví al ruedo, acá me tenés para agregar a tus links, a tus favoritos, a tu vida entera (?)
Me alegra mucho volver a leerte.

:) Nos estamos hablando.