viernes, 19 de octubre de 2007

Risa Cerebral.

Acuosos tus labios entre mis manos.
Silencios callaron los llantos amargos.
Perdimos pecados nadando mareados.
Suplimos estragos mirando sin pasado.

Tiramos olvidos, jugando vestidos.
Vestigios perdidos, recuerdos malditos.
Crédulos fantaseando, penosas certezas.
Perdimos naturaleza, muchachita perversa.

Proyecciones del alma mal compaginadas.
Sobrevivo recitando para escapar del plano.
Atino cruel de una vergüenza amoril.
Resucito desgraciado en dopado ardor alcohol.

Enciclopedia callejera, deshuesada nena.
Efectos secundarios, violento celebrar.
Leyendas inconexas, sirenas desahogadas.
Litoral Belgrano, redacción volando.

Trenzas del sol mirando tu aire sin querer.
Cansan mil muertes del bandoneón tumbero.
Tristes gritos opacos calientan mi piano.
Todo cristal baila en lenguas vomitando.

Campos imaginarios, deslucido compás.
Consuelos terror, milagro ansiedad.
Belleza imperiosa, aclaraciones paseos.
Soliloquios temor, viajes pasatiempos.


Risa cerebral...




2 comentarios:

Alicia dijo...

Estoy escribiendo mis propias leyendas inconexas quizás tratando de parecerme a aquellas sirenas desahogadas... cuando termine te aviso.

Fallen Angel dijo...

Está bueno. Tiene algo que me suena familiar, no sé qué es.

Saludos.
Cuidate.