jueves, 5 de julio de 2007

La poetisa.

Intentaba ignorarte a toda costa. Recurrentemente en mis sueños aparecías. Danzabas vivamente entre corales ocres luminosos y húmedos pozos. Vestías con falda de algas e inquietantes rosales. Tu cuerpo seguía languideciendo como un trébol sin mascarilla. Tu razón era esquiva porque cuando me ibas a susurrar la verdad me despertaba. Te aburriste de tu soledad y me viniste a capturar. Me queres llevar. Me queres contar. Me queres ahogar. Me queres irremediablemente. Alfonsina dejame estar un poco más, no me busques. Yo solo iré para allá cuando el dulce daño concluya.

9 comentarios:

Christ dijo...

¿Hay rosales debajo del mar?

Chiquillo_a_oscuras dijo...

Es oscuro allá abajo? Las rosas son como las de acá arriba? Es verdad lo de las burbujas, la luz y la telepatía?

Alicia dijo...

Los sentimientos son más fuertes y no los podemos ignorar. La soledad a veces es una mal consejera y nos lleva a hacer cosa de las que después nos arrepentimos.

Thiago dijo...

Al final si se puede ver tu blog.

norman dijo...

te llamo

pero primero te leo

flematiko dijo...

arregla el "ficticios" del titulo del blog que lo pusiste con "z"

de nada (?)

BromoLuz dijo...

En un ataque de locura, y con el tiempo que me había sugerido, quise invitarte a un juego para poder conocerte más y mejor.

Un abrazo

cristián.

Metafórica Distancia dijo...

Tanto tiempo Lucas...
ando desaparecida, los ánimos andan por el suelo y no quiero contagiar a nadie de tristezas,
como siempre, tus escritos me llevan a otro mundo y dan alivio a tantas cosas =D
Supongo q ese es el fin de los escritores, llevarnos a otros mundos en donde sentimos la paz?
Algun dia de estos volvemos a esas hermosas charlas Lu!
Mientras tanto, seguiré leyendote atentamiente, y notando como escribis cada vez con mas sentimiento...
Me encanta Alfonsina...
BEsos!!!

Cintia Fritz dijo...

Queremos más, queremos más...