domingo, 2 de diciembre de 2007

Marcela.

Quiero llegar a las puertas del cielo.

Pecado junto a la luna sin lunar fue callar.

Quiero encontrarte y decirte aquello que no dije acá.

Inexplicable ahora es mi energía junto a la soledad.


Miraras como estoy en el futuro, presente.

Jazmines sudaran tu alejada vida de cristal.

Discúlpame la dirección no la supe y no pude viajar.

Noche trasnportadora lleguemos hasta su boda.


Tu enfermedad mi camino ilumina y lo iluminara.

Concreto fue el acabar de la realidad.

Quienquiera tu sonrisa nunca he de olvidar.

Tu lección fue una victoria en la derrota.


Mi querida Marcela, gracias por haber sido mi mamá.

4 comentarios:

Lighten Angel dijo...

Quisiera decirte tantas cosas que no te he dicho...Hablarte y escucharte, abrazarte con palabras.

Sonrio pensando que tal vez la escritura sea un medio en el que te sientas comodo para sacar algunas cosas afuera.

Te quiero, aunque reniegues de eso.
Te mando luz, y un abrazo.

Chiquillo_a_oscuras dijo...

El abrazo mas fuerte que pueda imaginarme. Para vos.

bajo.* dijo...

a más tiernoooo elll
jaja

Currito dijo...

Qué lindo... La mía se llamaba Carmen... Un beso.